lunes, 21 de abril de 2014

¿TE QUIERES CASAR CONMIGO?

                            


Las revistas del corazón son una fuente inagotable de inspiración para mis post... lo confieso.
Además, creo que son el antídoto perfecto para sobrevivir entre telediario y telediario, porque te introducen en un universo paralelo en el que nada de lo que sucede tiene ninguna importancia, así que ojeo con curiosidad y asombro titulares dignos de convertirse en frases lapidarias.

Esta vez atrapó mi atención uno que hacía referencia al proyecto de vida en común de una pareja relativamente consolidada. A la pregunta del entrevistador respecto al tema, una chica comentaba que era pronto para hablar de boda porque él todavía no se lo había pedido...

Curioso.
Ella espera... (teniendo en cuenta que se pasa medio reportaje hablando de su supuesto vestido de novia, es de suponer que además, lo hace con ganas).

¿Y de qué hablará ésta pareja? ¿del pasado y el presente todo el tiempo? porque parece que del futuro no, no vaya a ser que se desvele la sorpresa, o la ausencia de ella.... 
Que digo yo que qué desazón por otro lado, no saber que va a ser de tu vida, si todo depende de la iniciativa ajena.

¡Qué cosas!

Me cuesta creer que todavía haya personas que depositen tamaña responsabilidad en manos de la pareja exclusivamente. Y me cuesta entender que se asuma con tranquildad el papel de secundón (secundona, en éste caso) en temas que tanto les parece afectar.
¿Y si él no se lo pide? 
¿Sabrá ella hasta cuando esperar, o tenderán al infinito su paciencia y su amor?

Chicas del siglo XXI, si os queréis casar, decidlo... y sino, también. 
Mucho mejor diseñar y participar en vuestro propio proyecto de futuro.




jueves, 17 de abril de 2014

ZONA DE CONFORT

                                   


Ejerce una poderosa atracción sobre nosotros... como un agujero negro ingrávido que pretende atrapar nuestra voluntad...


La zona de confort es esa zona donde las cosas y las personas nos resultan familiares y previsibles, donde cada día es una repetición del anterior o el siguiente y donde nuestro cerebro activa el piloto automático sin que apenas se aprecien cambios en nuestra conducta. El pulso no experimenta tampoco muchas variaciones alteren su constante flujo... 
Sin duda la palabra que mejor lo define es comodidad. 

Pero donde para unos hay confort... para otros hay tedio. 

Salir de esa zona implica mirar de frente la incertidumbre, es asomarse a otra realidad donde nuestras potencialidades encuentran espacio para desarrollarse. No es zona de seguridad, pero es zona de crecimiento. Hay que conseguir familiarizarse con la sensación de vértigo ocasional, con algún momento de soledad, y con las palpitaciones premonitorias de faenas más o menos lucidas... si lo haces,  el éxito  personal está prácticamente garantizado. 

Desde tu antigua zona de confort te dirán que no te vayas... pero vete.
El mundo está afuera.


jueves, 10 de abril de 2014

AMBICIONES

                   
                         


Tienen mala prensa, hay un parte del saber popular que considera que la ambición es directamente proporcional a desnaturalización de la persona.

Pero a mi me parece perfectamente lícito no conformarse con la mediocridad. En el ámbito que sea.
Explorar  los propios limites, e intentar aspirar a convertirse en una mejor versión de uno mismo.

No conozco ningún cantante, por poner un ejemplo, que aspire a que sus melodías suenen en el hilo musical de un hotel de mala muerte. Imagino, que ya puestos a soñar, se visulizarán actuando ante miles de personas... y en la mente caben muchas. La realidad en algunos casos, se encargará de quitar ceros a la fantasía, pero por aspirar, que no quede.

Pues eso, que la ambición sirve de fuerza motriz, impulsa el avance y añade ilusión a la vida, sigamos entonces, hasta que las fuerzas nos abandonen, aspirando a conquistar nuevos territorios.

Me niego a donar a las personas sin escrúpulos que hayan malversado en su nombre, o a fincas de personajes de medio pelo,  una palabra con tanta fuerza. Que se busquen otra.


miércoles, 9 de abril de 2014

INFIDELIDAD


                        


La práctica de Psicología clínica, ha ido evolucionando a lo largo de los años... de abordar  trastornos serveros, crisis profundas o dinamicas personales y familiares muy complejas, ha pasado gradualmente a estar al servicio de la población general, de modo que numerosas veces, las personas que acuden a consulta buscan una ayuda puntual a un conflicto no resulto, ese es el caso de la confesión de una infidelidad. 
Como en todo lo relativo las vivencias íntimas, las respuestas a éstas cuestiones son de caracter personal  y no suelen ser mágicas, ni sencillas, al fin y al cabo, lleva mucho tiempo construir la confianza y muy poco destruirla..

Así con todo, digamos que hay una serie de pautas que conviene seguir, aunque empezaría diciendo a modo de "psicología preventiva" que, raramente uno encuentra solución a sus problemas buscando  afuera lo que debería estar dentro, pero en fin, cuando ya no hay vuelta atrás, conviene plantear el tema con mucha delicadeza.

Dentro de la infidelidad en general, hay un grupo cuya conciencia les reprocha abiertamente el comportamiento, lo que provoca un elevado nivel de malestar interno al tiempo que la necesidad de expiar culpabilidad a través de la confesión a su pareja... hablamos de casos en los que lógicamente, sigue habiendo sentimientos hacia la persona "engañada",  a ésos en concreto nos referimos.  
Pero el error muchas veces,  consiste en pensar que el mero desahogo, puede mejorar por si mismo las cosas.. la decisión valiente y responsable de hacer frente a los errores personales, aún a sabiendas de que ese momento puede poner punto y final a la historia común, debe ir acompañada siempre de un acopio infinito de cariño y paciencia... 

La persona que recibe la noticia necesita tiempo para recomponer su vida, y para decidir si su hasta ahora pareja, puede continuar encajando en ella.  Seguramente se enfrentará a multitud de sentimientos encontrados... que se sucederán o se superpondrán la mayoría de las veces, como la ira contra la persona infiel por atentar contra  la estabilidad de su vida, la angustia por la  necesidad de encontrar respuestas a las constantes dudas que surgen en su mente. Seguramente aparezca el miedo, al tambalearse el suelo firme por el que se pisaba... y la  tristeza, por  la pérdida de seguridad en la que desemboca todo.  

A esto, hay que sumarle restos intermitentes de un cariño que no desaparece de la noche a la mañana y  quizás, atisbos de esperanza... 
Añicos  que forman un extraño puzzle que, honestamente, no creo que siempre se pueda completar. 

Eso es lo que hay que tener en cuenta cuando uno hace una confesión de ese tipo... difícil si no, acompañar durante todo el proceso a la persona que se ama y se traicionó. 

Pero si entre hijos, hipotecas, proyectos futuros, negocios, amigos comunes y factores logísticos varios que sustentan la vida de la pareja, queda algo de amor... hay que intentarlo.

No será fácil, pero se puede intentar.  

Lo fácil, lo puede hacer cualquiera.

lunes, 7 de abril de 2014

PROFESORES

                           


Dicen que un buen alumno aprende hasta de un mal profesor...


Así será, pero como me consta que la mayoría pertenecemos al pelotón de los "normales", resulta que nos vemos muy beneficiados cuando aparece un buen profesor... de esos que aman y transmiten amor por su materia.

Eso, junto con una especial habilidad para contar las cosas y una paciencia infinita... sólo así se explica que no sucumban al desánimo con el paso del tiempo, y continúen preservando su energía y entusiasmo ante estudiantes dispersos, boicoteadores, inquietos, somnolietos, despistados y alguno que otro atento (que de todo hay). Con sus correspondientes padres, que eso es harina de otro costal... 

Sin duda una de las profesiones más transcendentales que conozco, por su ámbito de influencia. Te pueden acercar o alejar de asignaturas, de materias generales y hasta de las profesiones con ellas relacionadas... casi nada. 

Yo tuve la suerte de tener 3 que determinaron mi futuro.

Nacho: Profesor de lengua en lo que ahora sería Segundo de la ESO. En mi memoria siempre intentando despertarnos la curiosidad por el mundo, extralimitando sus funciones para hacernos entender la importancia del lenguaje y de algunos textos y autores que seguramente sabía, influirían en nosotros de darles una oportunidad. 

Victoriano: Profesor de lengua en el Instituto. Sin duda cuando a  la sabiduría y a la habilidad para transmitir conocimientos, se le suma la gracia... el éxito de la clase está totalmente garantizado. Un ídolo. 

Alberto: Profesor de Filosofía en el Instituto. Llamado por todos "Don Alberto" (imagino que a instancias de él, para mantener la distancia con nuestras hormonas adolescentes)... consiguió que Sócrates, Platón, Hegel y Hume, entre otros, compitieran en importancia y espacio en nuestras cabezas con cantantes pop de peinados ochenteros... y que incluso en ocasiones, los desbancaran. 

Desde mi más profundo y sincero reconocimiento, estéis donde estéis:  GRACIAS.
Que sepáis que vuestro buen saber y hacer, dejó una profunda huella en numerosos alumnos que, cosas del azar, tuvimos la fortuna de coincidir en espacio y tiempo con vosotros.


jueves, 3 de abril de 2014

INTROVERTID@S

                               


Que no tímid@s...
No personas temerosas del juicio social, que no se atreven a expresar libremente lo que piensan o sienten por temor al rechazo, sino introvertidos, personas que recargan su energía hacia el interior, replegándose ante sí mismas, realizando actividades que requieren de la soledad para llevarse a cabo. 

Me gustan esas personas. 
Si les concedes el tiempo suficiente, te irán mostrando facetas peculiares, fruto de su tiempo  y dedicación, que harán que a tus ojos se conviertan en personas especiales... y si tú les interesas a ellos y te dejan permanecer a su lado, seguramente te contagiarán su amor por ellas, porque no suelen escatimar en pasión por lo que hacen,  ni en un montón de valores en deshuso que exigen mimo y perseverancia, cualidades que escasean en tiempos de prisas...

No son los más populares, 
no son el alma de las reuniones,
ni las estrellas de la noche... 
ni falta que les hace. 

Brillan con luz propia.



lunes, 31 de marzo de 2014

FILIAS Y FOBIAS

                                

No sabría decir cual de las dos habla mejor por nosotros.
¿qué crees que te define mejor? ¿lo que amas o lo que odias?

En realidad ambas cosas dicen mucho, por un lado nuestros apegos (deseos y necesidades) y por otro nuestros temores o miedos más irracionales. 
Salimos del terreno de lo fácilmente controlable, para abrir las compuertas a un torrente de emociones y elementos químicos que llevarán al límite nuestra sensatez... en el caso de que la tuviéramos, previamente. 

Casualidades de la vida, mientras escribo ésto le escucho decir a Carlos Santana en una entrevista que sólo existe el miedo y el amor, y que el miedo es muy caro, (o muy rentable) en términos económicos: armas, alarmas, seguros, cajas fuertes... 
Pero que el amor es gratis.

Es poético, sin duda, pero tengo mis reparos... Hay pocos amores o causas filantrópicas que no se vean favorecidos con ayuda económica, pero bueno, es una opinión. 

La realidad es que con ambas cosas nos limitamos. 
Y ya puestos... prefiero que me limite el amor